Los adultos también pueden llevar ortodoncia, y de hecho, cada vez está más “de moda”. No solo por tema de estética, sino para mejorar la masticación, facilitar la higiene y evitar periodontitis, y como complemento a otros tratamientos.

  • Brackets de porcelana blanca o transparente mucho más discretos que los metálicos
  • Sistema Damon®, que nos evita, en muchos casos, las extracciones dentales
  • Sistema Invisalign®, de férulas transparentes
  • Ortodoncia para mejorar la posición antes de la colocación de implantes