¿Qué es la ATM?

La ATM es la articulación temporomandibular, la articulación que une la mandíbula al resto del cráneo.  Gracias a la ATM podemos abrir y cerrar la boca, frotar los dientes hacia adelante y hacia los lados.

¿Qué es la disfunción temporomandibular?

La disfunción temporomandibular es el conjunto de los problemas en la articulación y los músculos que la rodean. En muchos casos estos problemas pueden estar causados por los dientes, por el bruxismo, una mala oclusión, la ausencia de muelas o los malos hábitos de masticación.

Tendinitis, dolores de cabeza y cuello, dolores articulares, molestias o zumbidos en los oídos, dificultad para abrir bien la boca, chasquidos al abrir… son algunos de los síntomas con los que se puede manifestar.

¿Qué es el bruxismo? ¿como se soluciona?

El bruxismo, generalmente nocturno, es el hábito de apretar o frotar los dientes. Noche tras noche, este hábito puede causar daños en la articulación, en la musculatura, desgastes en los dientes o incluso fractura de los mismos.

Para evitar las consecuencias del bruximo, se recomienda a quienes lo padecen dormir con una férula de descarga rígida (tipo Michigan). La férula debe realizarse a medida de cada paciente, ajustarla cada 6-12 meses y lo más imortante… ¡¡ponersela todas las noches!!

¿Cómo me afectan las ausencias de dientes a la ATM?

La falta de piezas, especialmente molares, produce unos cambios en la boca que pueden alterar la ocusión, provocando contactos no deseados entre dientes. Estas alteraciones a largo plazo cambian nuestro patrón de masticación, pudiendo causar desequilibrios en la ATM.

Es especialmente perjudicial cuando, al faltar piezas en un lateral, el paciente sólo mastica por el lado opuesto, de ahí la importancia de reponer las piezas perdidas.